Requisito

La necesidad de un almacén para un campamento minero nos llegó de un proyecto de minería de gran envergadura de Chile, en los Andes, a 5000 m sobre el nivel del mar. Se precisaba este almacén para llevar a cabo el mantenimiento de camiones y herramientas especiales.

Los campamentos de exploración minera deben poder desplegarse con facilidad entre múltiples ubicaciones durante periodos de tiempo indeterminados. Por este motivo, todos los equipos e infraestructuras del campamento deben ser aptos para el uso a largo plazo, sin dejar de ofrecer un despliegue rápido y sencillo; en todos los climas, terrenos y entornos.

Además de proporcionar un almacén desmontable y reubicable para su uso a largo plazo, había otros desafíos a los que hacer frente:

  • Como Chile se encuentra en una región sísmica importante el almacén tenía que cumplir con los códigos chilenos de construcción antisísmica.
  • La estructura debía soportar las cargas de viento y nieve más altas que se experimentan a gran altitud.
  • El equipo de construcción tenía que poder trabajar de manera segura en estas condiciones tan exigentes a gran altitud.

Solución

El cliente eligió HTS pues ya conocía bien la capacidad de la empresa para desarrollar proyectos complejos de ingeniería utilizando aluminio.

Se especificó, fabricó, proporcionó e instaló un almacén de la gama Serie L de HTS. Esta gama de almacenes puede desmontarse con facilidad y reubicarse sin perder robustez y durabilidad. Como HTS diseña y fabrica todas sus estructuras, la capacidad para diseñar una estructura con una especificación y una resistencia superiores es una práctica estándar.

Para garantizar que la estructura fuese lo suficientemente resistente para cumplir los códigos de construcción antisísmicos y las altas cargas de viento y nieve, HTS trabajó con una empresa asociada de Chile junto con un ingeniero chileno para cumplir con la normativa local.

Además todos los técnicos y gerentes que participaron en la instalación tuvieron que pasar por un reconocimiento médico y físico exigente para asegurarse de que iban a trabajar de manera segura a 5000 m de altitud.

El almacén hecho a medida que finalmente se instaló tenía 17 m de ancho por 50 m de largo y una altura de alero de 6 m.

Desde la primera consulta hasta la entrega del proyecto se tardaron 16 semanas.
Un factor clave para el éxito en el sector minero es la capacidad de ahorro de tiempo y de costes en la prospección y el desarrollo de nuevos emplazamientos y campamentos. Contar con un sistema de almacenes modulares que se pueden desmontar y reubicar tantas veces como sea necesario permite al cliente ahorrar miles de dólares en cada ocasión.

En una región con paisajes naturales y especies autóctonas hay una gran ventaja para el cliente, y también para su imagen pública, por el hecho de contar con estructuras que se pueden retirar sin dejar residuos dañinos para las diferentes especies de flora y fauna.

La ventaja de contar con el apoyo continuo y permanente de HTS desde Alemania significa que cualquier inconveniente que surja se tratará de manera rápida y eficaz.

Solicite información sobre este producto