Requisito

Este cliente necesitaba ampliar un área cubierta y crear una conexión a medida con un edificio existente en el mismo recinto. Este nuevo edificio modular debía destinarse al almacenamiento de materiales para embalajes planos y permitir la manipulación de productos bajo techo.

Solución

Debido a las características del producto a almacenar, el almacén modular debía evitar la condensación interior y mantener una temperatura ambiente constante.

RÖDER HTS HÖCKER propuso, fabricó e instaló la estructura modelo SERIE L, que cuenta con un techo térmico presurizado y que evita la condensación interior. Esta estructura dispone también de paredes sándwich de 40 mm que mejoran las condiciones térmicas, así como de iluminación interior, puertas de persiana enrollables, aperturas de alta velocidad, puertas para personal y barreras Armco para el exterior.

El edificio modular en cuestión se facilitó en condición de alquiler para un periodo fijo de 36 meses. Sin embargo, desde su instalación, el cliente ha iniciado las negociaciones para prorrogar este periodo.

Solicite información sobre este producto